Laguna de agua salada

Grand Isla Navidad, una escapada de lujo frente a una laguna de agua salada

¿Estás pensando en tu próxima escapada? Te sugerimos un resort de lujo frente a una laguna de agua salada en Colima. Aquí más información.

Por:
Foto: Cortesía de la gerencia

Las costas mexicanas que reciben las cálidas caricias del Océano Pacífico resguardan joyas maravillosas que debes ver por ti mismo al menos una vez en la vida. Y para descubrir su magia, lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que tu alojamiento sea la cereza del pastel para entrar en contacto con la naturaleza y la relajación. Conoce Grand Isla Navidad Resort, un hospedaje que lleva el lujo a otro nivel. Encuentra aquí más información sobre este destino frente a una laguna de agua salada sin igual: la Laguna de Navidad. Un magnífico cuerpo de agua que colinda con el pueblo de Barra de Navidad.

Laguna de agua salada

El origen del magnífico pueblo de Barra de Navidad entre Jalisco y Colima

Todo empezó en 1535, cuando el capitán Juan Fernández de Hijar desembarcó con 500 soldados en una nueva y misteriosa tierra. Más adelante, en ese mismo año, el Virrey Antonio de Mendoza arribó al puerto, el 25 de diciembre. Y fue justo por esta coincidencia que, siguiendo la usanza de
la época, se le designó un nombre al puerto de acuerdo a la fecha religiosa del día: Navidad. Y a partir de esta fecha, Barra o Puerto de Navidad (como se le llamaba en aquel entonces) fue un astillero español ubicado en el hoy municipio de Cihuatlán, Jalisco (México) en la época de la conquista y de las primeras exploraciones españolas hacia la Mar del Sur.

Según las investigaciones del historiador Luis Dávila, en el transcurso de su vida como puerto de los conquistadores españoles, uno de los eventos más históricos de la Barra fue en el año 1587, cuando Thomas Cavendish establece el astillero local en el fuego. Milagrosamente, al día siguiente de la cruz de madera con vistas al astillero fue lo único que queda intacto.

Aunque de estos eventos ya ha pasado mucho tiempo, pero el área de Barra de Navidad no ha cambiado mucho a lo largo de los siglos. El pequeño pueblo está situado muy cerca de los lugares más importantes, como Manzanillo, Puerto Vallarta y Guadalajara, pero lo suficientemente aislado para mantener su pintoresca estampa local. Y es aquí donde dicha ubicación privilegiada coincide con el magnífico Grand Isla Navidad Resort, creando el espacio perfecto entre inmersión en la naturaleza con sabor a historia, el cuál será evidente dentro de las paredes del resort.

Vive una experiencia de lujo frente a una misteriosa Laguna de agua salada en Colima

Grand Isla Navidad Resort, está situado justo frente a un maravilloso cuerpo de agua salada, la Laguna de Navidad. Aquí te sentirás envuelto por los arrecifes y las palmeras, la desconexión y acercamiento a la naturaleza es inmediato. La mejor parte, es que para llegar a este paraíso costero solo es necesario un recorrido de 35 minutos al norte del Aeropuerto Internacional de Manzanillo. Su estilo tradicional mexicano, sombreados patios, fuentes e inigualable estilo arquitectónico son el reflejo de la rica herencia cultural del alma de México. Quedarte en una de las 199 elegantes y espaciosas habitaciones (incluyendo suites ofrecen románticos balcones, baños en mármol y muebles tallados a mano) será sólo el inicio de un viaje que querrás repetir pronto.

Los detalles son los que crean el verdadero lujo frente a la de laguna

Además, para completar tu estancia, Grand Isla Navidad Resort ofrece su Campo de Golf de 27 hoyos y su casa club, la marina con todos sus servicios, restaurantes con su cocina que combina técnicas
de arte culinario clásico con intrépidos sabores regionales y su inigualable bar de Tequila.

Pero no te quedes con lo que nosotros te contamos sobre este rinconcito del Pacífico. Descúbrelo con tus sentidos.