Galería1 / 7

Centro Ceremonial Otomí

Imponente arquitectura que se entrelaza con la naturaleza, así es la experiencia en el Centro Ceremonial Otomí.

Galería1 / 7

Centro Ceremonial Otomí

Imponente arquitectura que se entrelaza con la naturaleza, así es la experiencia en el Centro Ceremonial Otomí.

El Centro Ceremonial Otomí es un recinto que funciona como parque, monumento y centro ceremonial a la vez. Impresionantes esculturas y espacios grandiosos que se funden con la naturaleza le dan a este lugar un atractivo muy especial.

¿En dónde está?

Se localiza en el municipio de Temoaya, Estado de México, dentro del área que comprende el Parque Ecológico, Turístico y Recreativo Zempoala-La Bufa. A unos 37 kilómetros al norte de Toluca, es posible llegar desde la capital mexiquense a través de la Avenida Centro Ceremonial.

Qué ver en el Centro Ceremonial Otomí

A la entrada del complejo hay una escultura del Jefe B'otzanga, un guerrero otomí quien supuestamente peleó contra Axayácatl, soberano de los mexicas. En la Plaza del Coloso verás también una figura monumental de Tahay, el mensajero del tiempo y el espacio en la cultura otomí. El Mural Dámishy muestra la imagen de un jaguar estilizado. La Glorieta del Sentinela ilustra la reunión de los cuatro puntos cardinales y es la entrada a la Plaza Sagitario, la explanada central del complejo. Esta plaza está resguardada por 45 imponentes esculturas que hacen las veces de guardianas y siete columnas centrales. En la parte más elevada del recinto, encontrarás 12 conos gigantes, símbolos de la música y el agua, y la escultura de Tata Jiade, el dios sol de los otomíes. También hay un pequeño museo con objetos originales, artesanías e información acerca de la historia y la cultura del pueblo otomí.

Datos fascinantes del Centro Ceremonial Otomí

  • El lugar realmente es utilizado como centro ceremonial por los otomíes, quienes celebran cada 18 de marzo la Ceremonia del Quinto Sol y cada primer domingo de mes hacen una ceremonia en honor a los elementos naturales.
  • Aparece en una escena de la película de James Bond Licencia para Matar (1990).
  • Es uno de los lugares favoritos para practicar parkour o arte del desplazamiento.
  • El diseño del espacio estuvo a cargo de los arquitectos Carlos Obregón e Iker Larrauri, quien además fue antropólogo y participó en la consolidación del Museo Nacional de Antropología.
  • Se ubica a una altura de 3,200 sobre el nivel del mar y tiene una extensión aproximada de 45 hectáreas.

Ubicación

Centro Ceremonial Otomí, Temoaya, Méx., México