Galería1 / 6

Zona arqueológica de Cantona, la ciudad de los 27 juegos de pelota

La zona arqueológica de Cantona contiene las ruinas de una impresionante y antigua urbe mesoamericana. ¿Habías escuchado de ella?

Galería1 / 6

Zona arqueológica de Cantona, la ciudad de los 27 juegos de pelota

La zona arqueológica de Cantona contiene las ruinas de una impresionante y antigua urbe mesoamericana. ¿Habías escuchado de ella?

La zona arqueológica de Cantona se localiza en la zona central del estado de Puebla y contiene los restos de una de las ciudades más antiguas de Mesoamérica de las que se tenga registro. No sólo eso. Cantona fue un poderoso centro político y comercial que ocupó una parte del vacío que dejó Teotihuacán después de ser abandonada. ¿Quieres viajar a Puebla? Descubre qué hacer en este maravilloso destino.

Breve historia de Cantona

Se estima que Cantona existió desde el Preclásico tardío, alrededor del 200 a.C. Esto la coloca como contemporánea de Teotihuacán y como una de las ciudades más antiguas de la que tengamos conocimiento. Se estima que su apogeo se dio entre los años 600 y 1000 d.C., un período que coincide con las secuelas y repercusiones del declive de Teotihuacán, la cual fue saqueada y abandonada alrededor del 550 d.C. Cantona se convirtió en uno de los pequeños estados regionales que se disputaron el control de las rutas comerciales, logrando controlar los recursos de la Sierra Madre Oriental. En esta época dorada, Cantona aprovechó su posición estratégica para supervisar el tránsito por el Valle de Serdán. Buena parte de su economía estuvo basada en la extracción y comercio de la obsidiana. Llegó a ser la ciudad más grande e importante del Altiplano Central. Tras crecer y dominar la región, Cantona fue abandonada tras las invasiones chichimecas del siglo XI.

Qué ver en la zona arqueológica de Cantona

Las ruinas de Cantona tienen algunos rasgos realmente fascinantes. El más obvio es el hecho de que, a diferencia del resto de las ciudades prehispánicas, es totalmente asimétrica en su diseño. Es posible que esto se haya dado por la naturaleza accidentada del terreno en el que fue asentada. En el lugar podrás transitar por una red de caminos de más de 500 calles adoquinadas. También hay más de 3 mil patios individuales, que se cree que pudieron haber sido residencias, así como una elaborada acrópolis con muchos edificios y templos ceremoniales. En el sitio se han identificado 27 canchas de juego de pelota, de las cuales 12 tienen un estilo especial, integrado por estructuras alineadas con pirámides, plazas y altares. No te pierdas la llamada Plaza de la Fertilidad, con sus esculturas fálicas descubiertas. O la Pirámide del Mirador, la última escultura de la zona, que es ideal para disfrutar una vista panorámica.

Cómo llegar a la zona arqueológica de Cantona

Desde Tlatlauquitepec, toma la carretera federal 129 hasta Santa María Saltepec. Una vez ahí, toma la desviación a Texcal. Atraviesa el pueblo y sigue los letreros hasta la zona arqueológica. Desde la ciudad de Puebla, toma la autopista 150 México-Veracruz y en Amozoc sigue la carretera federal 129 (Puebla-Teziutlán). En el poblado de Oriental, toma la carretera a Tepayahualco, desde donde entronca el camino al sitio. Desde la ciudad de Xalapa, toma la carretera 140D (Amozoc-Perote) y en la caseta de cobro Cantona sigue el camino que conduce al sitio.

Ubicación

Zona Arqueológica de Cantona, Tepeyahualco, Pue., México