Rancho El Fortín - Escapadas por México Desconocido
Escapadas
Atractivo

Rancho El Fortín

Compartir
Copiar enlace

  • Favorito

    El Fortín es un rancho de 15 mil hectáreas –localizado en el municipio de San Buenaventura, Coahuila, entre las sierras Santa Rosa y el Orégano– rodeado por un inmenso semidesierto.

    El clima extremoso, la distancia y la dificultad para recorrer los caminos hacen de ese lugar una escuela de vida.

    Este emblemático rancho empezó a forjar la historia que lo convirtió en leyenda en 1930, cuando Jean Pugibet Portilla, un joven empresario mexicano de ascendencia francesa, importó a México el primer hato de ganado charolais proveniente de la región de Charolles, Francia, mismo que años después se trasladó a El Fortín.

    Este lugar se constituyó como la cuna del ganado de dicha raza en América, desde donde se introdujo a Estados Unidos y Canadá.

    En 1988 el empresario y político coahuilense Jesús María Ramón Valdés, adquirió El Fortín.

    Reserva ecológica

    En 2006 construyeron una reserva ecológica de tres mil hectáreas para restablecer las especies nativas del norte de Coahuila: oso negro,
    alce, bisonte, venado bura y cola blanca; ahora valoran la factibilidad
    de liberar ahí una pareja de águilas reales, de las que solo existen
    70 pares registrados en México, y de implementar un programa para
    la conservación de los bisontes que deambulan libremente por la
    propiedad como posiblemente lo hacían hace 300 o 400 años.

    Los vinos

    El 15 de marzo de 2008, el propietario don Chuy María Ramón, sus hijos y sus nietos se congregaron para sembrar las primeras mil 650 vides Cabernet Sauvignon e igual número de la cepa Shiraz, traídas de Francia.

    A mediados de junio de 2010 don Jesús recibió las primeras 300 botellas de vino de El Fortín. Actualmente también cuentan con la variedad Malbec.

    Naturaleza

    Ubicación

    rancho el fortin, Zona Centro, San Buenaventura, Coah., México

    Ver el mapa
  • Redes Sociales del Atractivo

  • Te sugerimos estas experiencias