Temascalcingo - Escapadas
Escapadas
Destino

Temascalcingo

En medio de un paisaje que transporta a la tranquilidad de otro tiempo, Temascalcingo se abre paso en uno de los más extensos valles del norte del Estado de México. Es un lugar único por sus temascales y aguas termales.

Más información
Clima Actual nubes 19
Húmedad 51%

Encuentra los mejores hoteles en México

Busca ofertas increíbles, compara precios y reserva tu mejor opción aquí:

Pueblo con Encanto

Adquiere su nombre por los “temascales” o baños de vapor a la usanza prehispánica. Es cierto que la naturaleza le obsequió a este municipio un magnífico manantial de aguas termales, llamado hoy El Borbollón. El tiempo le ha dado también construcciones magníficas, como aquellas haciendas fundadas en el siglo XIX, una de las más recomendables es la de Solís, con sus vistas naturales. No hay que olvidar que es un pueblo agrícola de clima templado, sus cultivos de maíz, trigo y frutos como durazno, manzana y ciruelo hacen de él un paisaje de acuarela que se recorre con todos los sentidos. Te llevarás un buen recuerdo si lo visitas en invierno, cuando el lugar se inunda con el aroma de las flores de durazno. Quizá estos motivos quedaron grabados en los recuerdos de infancia del hijo más pródigo de Temascalcingo: el gran pintor paisajista José María Tranquilino Francisco de Jesús Velasco Gómez Obregón, mejor conocido como José María Velasco.

La familia del artista migró a la Ciudad de México cuando él tenía apenas nueve años, pero aquella antigua casona que habitó aún se conserva y es recinto del museo que lleva su nombre: Centro Cultural José María Velasco, donde se resguardan pinturas y dibujos de temática naturalista, además de algunos paisajes donde se aprecia la calidad de su trabajo.

Caminar sus calles y espacios públicos se hace indispensable. Lo primero es la Plaza Principal con su bello quiosco de cantera. Frente a él se alzan los arcos del Reloj Monumental que da acceso al atrio de la Parroquia de San Miguel Arcángel, admirable templo construido con cantera rosa de la región.

Se distingue por su excelente producción de alfarería en técnicas de vaciado, en torneado y decoración a pincel; y por sus textiles mazahuas realizados en el tradicional telar de cintura, como los quesquémetls y las fajas con hermosos bordados coloridos. También llaman la atención sus artesanías de vara como las canastas, ahí se especializan en elaborar las utilizados para los arcones navideños, o peculiares figuras de cerámica de alta temperatura.