Las Judas

Una vista hacia el templo Expiatorio y una decoración llena de arte mexicano donde las paredes se cubren de muñecas, los vasos y platos son hechos por manos artesanas de la región. Los sabores andan entre moles, pipián, adobos, chicharrón y requesón. En las noches, el lugar baja sus luces para volverse un atractivo bar en donde se puede pasar el rato entre mezcales y cocteles con ginebra.

No dejes de probar

Los tacos enchapulinados de camarón, los aguachiles y el marlín.

El libri de cocina de Frida y Diego rige cada rincón de este restaurante.

Ubicación