Galería1 / 1

Mural de Diego Rivera

En Acapulco, se encuentra uno de los tesoros más valiosos de la historia contemporánea mexicana: el mural de Diego Rivera. Este impresionante mural, creado en 1956, adorna la fachada de una casa que pertenece a Dolores Olmedo. Elaborado con mosaicos de colores, piedras y conchas marinas. Dicho mural se ubica en la calle Inalámbrica, a... View Article

Galería1 / 1

Mural de Diego Rivera

En Acapulco, se encuentra uno de los tesoros más valiosos de la historia contemporánea mexicana: el mural de Diego Rivera. Este impresionante mural, creado en 1956, adorna la fachada de una casa que pertenece a Dolores Olmedo. Elaborado con mosaicos de colores, piedras y conchas marinas. Dicho mural se ubica en la calle Inalámbrica, a... View Article

En Acapulco, se encuentra uno de los tesoros más valiosos de la historia contemporánea mexicana: el mural de Diego Rivera. Este impresionante mural, creado en 1956, adorna la fachada de una casa que pertenece a Dolores Olmedo. Elaborado con mosaicos de colores, piedras y conchas marinas. Dicho mural se ubica en la calle Inalámbrica, a 10 minutos de La Quebrada. Considerado una de las obras de arte más importantes de Acapulco, el mural de Diego Rivera es una de las últimas creaciones del artista antes de su muerte.

Historia y Creación del Mural

Entre 1956 y 1957, mientras se recuperaba de un cáncer, Diego Rivera vivió en Acapulco y fue en este periodo que creó este mural. La casa, conocida como La Casa de los Vientos (la cual se encuentra cerrada permanentemente) es ahora un patrimonio cultural que atestigua el legado artístico de Rivera en esta región. En la pared exterior de la casa, se puede apreciar el mural Exekatlkalli, donde se representan a los dioses aztecas Quetzalcóatl y Tlaloc con una maestría inigualable. El mural no es solo una obra de arte, sino también una expresión de amor y amistad. En el techo de tejas de la casa, se pueden ver mosaicos que incluyen una rana, símbolo de Guanajuato (la tierra natal de Rivera), una paloma representando el amor por su país, y la hoz y el martillo, símbolos de su ideología comunista. Un Xoloitzcuintle, el peculiar perro prehispánico, recorre el jardín, agregando un toque de autenticidad y conexión con las raíces culturales de México. Visitar este mural es sumergirse en una pieza vital de la historia y el arte mexicano. ¡No pierdas la oportunidad de explorar este magnífico rincón de Acapulco y descubrir la rica historia que encierra!

Cultural

Ubicación

Casa de los Vientos - Mural de Diego Rivera, Inalámbrica, Las Playas, Acapulco, Gro., México