Galería1 / 2

Parque Recreativo Juan Guerra

Este ojo de agua es un tentador balneario durante los meses de calor en Viesca

Galería1 / 2

Parque Recreativo Juan Guerra

Este ojo de agua es un tentador balneario durante los meses de calor en Viesca

Al poniente de la calle Hidalgo hay una vía diagonal muy arbolada que sigue el trazo de una antigua acequia. Y es que el agua corría –o, como dicen por acá, “rodaba”– en medio del pueblo hasta el centro. El agua procedía de lo que ahora es el Parque Recreativo Juan Guerra, unos tres kilómetros al suroeste de la Plaza de Armas. Aquí nacía el venero generoso que dio origen a Viesca. Su caudal ha disminuido en tiempos modernos, pero sigue dando agua suficiente para llenar aquí varias albercas. En temporada de calor, este balneario es un imán para la gente que busca un poco de frescura. Alrededor de este hay cobertizos y juegos infantiles. Además, una frondosa línea de árboles da sombra sobre mesas y bancas para las familias que quieren hacer aquí un día de campo.

Familiar

Naturaleza

Ubicación

Parque recreativo juan guerra, viesca