Pasea por Calle Madero y descubre su historia - Escapadas por México Desconocido
Escapadas
Actividad

Pasea por Calle Madero y descubre su historia

En esta casona se mira reflejada la artesanía mexicana, el estilo barroco y la arquitectura colonial.

Compartir
Copiar enlace

Favorito

La calle de Madero, una de las más bonitas de la ciudad y la más transitada, da acceso a la Plaza de la República y desde 2010 es un andador, un deleite para el peatón que recorre el Centro Histórico de la CDMX. 

Si tu objetivo es llegar a la plancha del Zócalo, debes ir con tiempo, porque en tu camino encontrarás no solo cafeterías o heladerías que te invitan a refrescarte por unos minutos, también museos y templos que no debes dejar de visitar.

Ahí donde un centenar de transeúntes cruzan la avenida Eje Central, al pie de la Torre Latinoamericana se asoma una construcción del siglo XVI cuya fachada envuelta de azulejos la convierte en un icono de la Ciudad de México.

Al llegar desde la Alameda Central te recibirá la Casa de los Azulejos, un tradicional punto de reunión que se recuerda desde los primeros años del siglo pasado. Quien visita el Centro Histórico no debe dejar pasar esta casona. Disfrutar de un café por el solo hecho de admirar su interior es una obligación.

Su patio central, de influencia mudéjar, deja ver sus grandes y esbeltas columnas estriadas. Los corredores conservan aún la reja original, de hierro forjado, procedente de China.​ La escalera como los techos lucen azulejos al igual que la fachada. Aquí se encuentra uno de los primeros elevadores de la ciudad.

Hay que prestar atención a los murales en la pared que conduce al segundo nivel; Pavorreales del artista Pacologue y Omnisciencia, de José Clemente Orozco. 

Frente a la Casa de los Azulejos encuentras el Templo de San Francisco que fue la sede principal de la Orden Franciscana en el actual México, luego del arribo de dicha orden por la Evangelización en la Nueva España.​ Hoy solo son los restos de lo que fuera un gran convento en el siglo XVI. En lo que fuera su predio, hoy se erige también el Templo de San Felipe Neri, conocido como La Profesa, una construcción barroca del siglo XVIII que se mira en la esquina de las calles Madero e Isabel la Católica. La Profesa resguarda en su interior un retablo diseñado por Manuel Tolsá, así como una pintura de la Inmaculada Concepción también del famoso escultor. 

La calle Madero, que es visitada por quienes quieren comprar joyería o anteojos en alguna de las vastas propuestas comerciales, también ofrece opciones para los interesados en la cultura. Ahí encuentras, a unos pasos de distancia en cantera y tezontle rojo el Palacio de Iturbide, reconocida construcción de estilo barroco por ser la única residencia palaciega construida en cuatro niveles durante la época virreinal que hoy difunde el arte popular mexicano; en el edificio Longoria encuentras hoy el Museo del Estanquillo, que da cabida a la colección particular del escritor Carlos Monsiváis, muestra pinturas, fotografías, juguetes, libros, entre otros artículos que reunió el cronista de la ciudad en más de 30 años. 

Y ya muy cerca de la Plaza de la Constitución, encuentras en el 74 de Madero el MUMEDI, el Museo del Diseño Mexicano que muestra en sus paredes propuestas actuales de jóvenes artistas gráficos, pero también industriales. Es un recinto que ofrece una cafetería en la que bien vale probar algo refrescante y al salir, no dejes de echar un ojo a los objetos que ahí ofrecen, ideales para llevar un regalo original y hecho en México. 

 

Cultural

Familiar

Gastronomía

Ubicación

Avenida Francisco I. Madero, Centro Histórico de la Ciudad de México, Centro, Ciudad de México, CDMX, México

Ver el mapa

Te sugerimos estas experiencias